Con un poco de esfuerzo, incluso puedes hacer un largo viaje ligero de equipaje

0
188

Publicidad

A veces viajar ligero es mucho más cómodo. Júzguelo usted mismo: no tiene que pagar más por su equipaje, esperarlo en el aeropuerto a su llegada y preocuparse de que se pierda. Además, es mucho más agradable llegar al destino con equipaje de mano que con voluminosas maletas. Sin embargo, es casi imposible meter todo lo necesario en una sola maleta. Pero hay algunos trucos de vida sencillos y útiles.

  1. Lleve los zapatos más grandes en el avión

La ropa y el calzado que elija para el vuelo determinarán cuánto espacio precioso liberará en su maleta. Algunos zapatos, botas o zapatillas ocupan mucho espacio y no se pueden doblar. Así que llévate uno o dos pares y ponte el más grande en el avión.

  1. Limítese a una combinación de colores en su ropa

Una forma inteligente de asegurarse de que todo lo que necesita cabe en su equipaje de mano es meter en la maleta sólo la ropa que seguro que se va a poner en el viaje.

Adquiera prendas de la misma combinación de colores para poder combinarlas libremente. Imagina cómo combinará cada jersey o unos pantalones con otras prendas y zapatos, y elige tonos neutros para hacer más conjuntos. Completa tu vestuario de viaje con accesorios pequeños y versátiles.

  1. Riza tus pertenencias en lugar de doblarlas

Así ahorrarás más espacio para todo lo demás. Además, es menos probable que la ropa retorcida se arrugue. Y para mantener el contenido de tu bolsa más organizado, también puedes sujetar las cosas con gomas elásticas.

  1. Reserva un alojamiento con lavadora

En este caso, podrás llevarte mucha menos ropa. Por supuesto, no a todo el mundo le gusta hacer la colada mientras está de vacaciones o en viaje de negocios. Pero esta pequeña concesión le permitirá meter todo lo que necesita en una sola bolsa, incluso para un viaje largo.

Como alternativa, puede llevar o comprar toallitas quitamanchas o recurrir a las lavanderías locales.

1 2 3

Publicidad